Hay 3 momentos en la vida que no se pueden disimular: Estar borracho, enamorado y celoso.

Pórtate mal, pásala bien elimina evidencias y… niégalo todo.